“POR AMOR A DIOS”

 

Esperanza Labrador Ibarra, hija de los señores: Fidencio Labrador Acosta y Dolores Ibarra Gutiérrez, Nació: el 16 de diciembre de 1927 en San Martin de las Flores, Municipio de Tlaquepaque, Jalisco. Ingresó al Postulantado de las Religiosas Franciscanas de Nuestra Señora del Refugio el 23 de agosto de 1951, Recibió el Santo Hábito el 14 de agosto 1952 cambiando su nombre por María Dolores de San José, Profesión temporal el 22 de febrero de 1953, Profesión Perpetua el 04 de septiembre de 1957 Bodas de Plata en febrero 1978; Bodas de Oro febrero 2003 y Bodas de Diamante en febrero de 2013.

Por el Bautismo formamos parte de esta gran familia que es nuestra madre la Iglesia y mi Parroquia de San Pedro Tlaquepaque me vio nacer, para intégrame a la familia de Dios. Con el apoyo de mis padres ingreso a esta nueva familia de Religiosas Franciscanas de Nuestra Señora del Refugio, que con la ayuda de Dios y el apoyo de mis superiores, que como hija me confió a su voluntad que por mi Señor Jesucristo, deseo entregarme a esta forma de vida.

La madre Lolita que con cariño le llamábamos, entregó su vida a la vocación que Dios la llamó, alimentando su relación con Dios por medio de la oración y la meditación de la Palabra de Dios, esta fuerza que recibía de la unión con Dios fueron haciendo de Ella una persona  muy educada, de buenos modales, ordenada, pero sobre todo reflejaba una profunda paz interior que es fruto de la entrega generosa al amor de Dios, inspiraba confianza y mucha ternura.

La gratitud fue una de sus grandes fortalezas.

Se desempeñó en el apostolado de la educación y lo desarrolló con una gran pedagogía, conociendo a cada alumno que pasaba por su aula, entregándose con gran esmero a cada uno de ellos, su fina educación y ternura para con sus alumno escuchándolos con gran respeto, la disciplina que ejercía en el aula era de paciencia y confianza en sus alumnos, jugaba con ellos, nunca levantaba la voz, corregía con mucho cariño, la convivencia con sus alumno hacían un espacio agradable en el aula para el aprendizaje, con su alegría contagiaba a sus alumnos, su sonrisa agradable hicieron que una de sus alumnas de las más pequeñas, cuando la madre Lolita hacia la pregunta:

¿ qué quieren ser cuando sean grandes? La pequeña contestó monjita y así fue. Gracias por tu entrega a tu vocación.

Desempeñó su apostolado en la educación y en el servicio de Vicaria en la comunidad de San José de Gracia, Jesús María, Tlaquepaque y sus últimos años vivió con gran paciencia su enfermedad en la casa General.

duelo

Agradecemos al Padre de la misericordia el don que representó para la Congregación la Madre María Dolores, quien habiendo cumplido 90 años de edad y 65 de desgaste en su amada familia franciscana vivió su Pascua definitiva el día 09 de febrero 2018 a las 17: 30 horas, en adelante descanse en las moradas eternas del Justo y Misericordioso Dios.

Tenemos una intercesora más en el cielo. Agradecemos también a su familia por su generosidad y apoyo que le brindaron en todos los momentos de su vida y vocación.

Que el alma de la Madre Lolita y de todos los difuntos por la misericordia de Dios descansen en paz.

 

BENDITO SEA DIOS EN SUS SANTOS DONES

Religiosas Franciscanas de Ntra. Sra. del Refugio

J. M. J. F.

La Misericordia, la Paz y la Caridad sean con Nosotros

¡Oh Santísima Madre Nuestra!

Refugio de Pecadores

ROGAD POR ELLA

El que se acoge al asilo del Altísimo, morará bajo la protección del Dios del cielo. (Salmo 90)

En ti, Señor, esperé, jamás seré confundida.

A las 17:30 Hrs. del día 09 de febrero del 2018 falleció la Madre:

María Dolores de San José, Labrador Ibarra

A la edad de 90 años y 65 de vida Religiosa.

Suplico a toda la Comunidad nos hagan Caridad, por amor de Dios, de ofrecer sufragios por el eterno descanso de su alma.

El Señor les pagará.

Zapopan, Jal. 13 de Febrero de 2018

Madre Bertha, descansa en paz
Mensaje de Cuaresma 2018

Oración para obtener gracias del Señor mediante la intercesión de la Venerable Sierva de Dios Ma. Librada del Sagrado Corazón de Jesús, Orozco Santacruz.

Padre Celestial, que te dignaste llamar a la Vida Religiosa a la Venerable Sierva de Dios María Librada, dotándola en forma especial de la vida de Cristo tu Hijo; y le concediste la luz del Espíritu Santo para difundir el Carisma de la Compasión y Misericordia hacia todos los pobres y necesitados y le inspiraste la fundación de una Familia Religiosa en tu Iglesia; te rogamos con fe, que lleves a feliz término la causa de Beatificación y Canonización de la Venerable Sierva de Dios María Librada. 

Por intercesión de ella te pedimos…    (Se pide la gracia que se desea por intercesión de la Venerable Sierva de Dios María Librada) 

Para mayor gloria tuya, alabanza de la Santísima Virgen, Nuestra Señora del Refugio y provecho de tu Iglesia. Te lo pedimos por el mismo Cristo Nuestro Señor. Amén. 

Padre Nuestro… Ave María y Gloria

Con Licencia Eclesiástica. Puede imprimirse aquí PDF

Cualquier favor o milagro comunicarlo de inmediato a la Hna. María Guadalupe León López, promotora General de la Causa de Beatificación, o a cualquiera de las hermanas de la Congregación.

E-mail. contacto@franciscanasdelrefugio.org | Cel. 33 16 08 36 78 | Tel. (33) 36 33 07 17

You have Successfully Subscribed!

Oración al Espíritu Santo, para implorar de Dios las gracias necesarias en el XXIII Capítulo General ordinario de elección.

 

Te invitamos a que te unas en ferviente oración por el éxito de nuestro XXIII Capítulo General, para que Dios, en su infinita misericordia, nos conceda ser dóciles a su Espíritu y todas las decisiones que se tomen sean en bien de la Iglesia y de nuestra Congregación, y podamos dar un mejor servicio y testimonio ante el pueblo de Dios.

 

Ven Espíritu Divino,

manda tu luz desde el cielo,

Padre amoroso del pobre;

don en tus dones espléndido;

luz que penetra las almas;

fuente del mayor consuelo.

 

Ven, dulce huésped del alma,

descanso de nuestro esfuerzo,

tregua en el duro trabajo,

brisa en las horas de fuego,

gozo que enjuga las lágrimas

y reconforta en los duelos.

 

Entra hasta el fondo del alma,

divina luz y enriquécenos.

Mira el vacío del hombre

si Tú le faltas por dentro;

mira el poder del pecado

cuando no envías tu aliento.

 

Riega la tierra en sequía,

sana el corazón enfermo,

lava las manchas, infunde

calor de vida en el hielo,

doma el espíritu indómito,

guía al que tuerce el sendero.

 

Reparte tus Siete Dones

según la fe de tus siervos.

Por tu bondad y tu gracia

dale al esfuerzo su mérito;

salva al que busca salvarse

y danos tu gozo eterno.

 

Amén.

 

Franciscanas de Nuestra Señora del Refugio.
XXIII Capítulo General ordinario de elección 2019.

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest